6 de marzo de 2014

Capítulo 9 - Ne me mori facias


Por mucho que os cueste creerlo, esto no tiene nada que ver con Final Fantasy. Y mejor así, no me gustaría escribir un fic sobre la saga y cargarme la mitad de las cosas porque tengo muchos juegos pendientes. Solo es que he elegido ese título por su significado: no me dejes morir.

Hace unos dos años que empecé ese proyecto ambicioso que algunos habéis tenido la suerte de leer titulado Crónicas del Sol Oscuro. Resumiendo para los que no sepáis mucho de lo que hablo, viene siendo una serie de seis libros que hablan sobre la historia de Leonardo Vandone, un vampiro un tanto singular y con un destino, cuanto menos, curioso.

La cuestión que me lleva a escribir esto es que llevo más de un año atascada en un punto muy concreto, y por mucho que leo y releo, siento que no hay manera de avanzar, a pesar de que "sé" como tengo que hacerlo, pues tengo las líneas generales de la historia del primer libro apuntadas en un papel que cuido muy celosamente.

He de confesar que esta situación me frustra un poco. Porque ya no veo mi historia con los mismos ojos con los que la empecé. Porque es pensar en corregir y cuando veo las 120 páginas que me esperan me desmoralizo yo sola. Porque es escuchar el nombre de Selina y sufrir como si tuviera hemorroides. ¿Me he desenamorado de ella? Yo... No lo sé.

Lo curioso de todo este asunto es que mi cabeza arde en ideas para cosas posteriores al primer libro, pero en cuanto al lugar en el que me he quedado atascada, sencillamente, no hay manera. Estoy considerando muy seriamente la opción de reescribir ese capítulo y hasta incluso el anterior con tal de arreglar el desaguisado. ¿Pero cómo?

Encima eso. Para la Ainara de 2012, ese manuscrito era, sencillamente, perfecto. Para la Ainara de hoy, con más cicatrices y heridas abiertas y con mucha más experiencia en el infierno que es la Existencia, ese manuscrito debe oscurecerse. Olvidarse de la falsaria etiqueta de literatura para adolescentes y pasarme directamente al estilo adulto que quiero adaptar. Más violencia. Más sexo. Más dolor. Sencillamente, darle la oscuridad que realmente necesita... Para que la luz posterior pueda brillar con mucha más fuerza.

Es algo que debo tomarme con calma. Confieso que mi manuscrito me gusta, a pesar de que siento que deba ennegrecerse. Y la verdad, no sé si está bien toquetear algo que ya está bastante bien. O al menos a mi parecer, sin entrar en críticas constructivas o destructivas que no vienen a cuento. No es fácil. Siento que esto es como mudarse. Una parte de ti quiere estar en tu casa actual. La otra quiere novedad, explorar, conocer límites nuevos. Y así me siento ahora mismo.

Sí, es muy curioso que piense todo esto ahora, justo cuando van a hacer dos años de la primera vez que me atreví a publicarlo en algún lugar. Un lugar que, si existe, lo hace bajo un nombre que no responde a la realidad. Un lugar de cuyo nombre prefiero no acordarme y, del que afortunadamente, ya no queda nada en mí. Ahora, simplemente, guardo mi escrito en algún rincón de mi disco duro, esperando el día en el que me atreva a afrontarme a mí misma y hacer lo que considere mejor para esa mitad de mi persona que es Leonardo.

2 comentarios:

  1. No soy nadie para dar consejos. Sólo la vida lo es, y ella no habla.
    Pero me permito cosas que no debería por mero placer de no contenerme.
    No pienses que estás escribiendo para seis libros, olvídate de eso. Olvídate de vampiros, del estilo adulto, de todo lo que pueda ocupar tu mente. Lo único que debe ocupar tus pensamientos es la palabra siguiente a la escrita. Es la única forma de escribir.

    Un libro no se escribe pensando en los cinco restantes, ni en el aura del mismo. Un libro se escribe cerrando los ojos y pensando en lugar de escribir. La escritura es una representación, un medio, no un lugar donde acunar nada.

    Espero que no te molesten mis palabras, porque sus intenciones son buenas.

    No te deseo suerte, porque eso es algo ajeno a ti. Mejor voluntad y certeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caballero, lo leí esta mañana y quedé gratamente sorprendida. La verdad es que sí, debería coger, encerrarme en mi burbujita y pensar solo en el ahora de mi historia. Lo probaré en cuanto pueda, prometido.

      ¡Muchísimas gracias por leerme!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! No te preocupes si tarda un poco en aparecer, pues la moderación está activada ;)

Safe Creative

Safe Creative #1407230131143